Todos los días somos alguien distinto, empujados por la inercia de quien fuimos ayer y el impulso de quien creemos ser.

sábado, 16 de octubre de 2010

Dios y el Destino.

Hace rato venia pensando, y si Dios no existe ¿por qué el destino si? Es la misma mierda.

Así como creemos (digo creemos para generalizar, sepan disculpar así como yo me disculpo, si no creen en dios) en una persona poderosa, superior, y en su "hijo" que resusita de entre los muertos, cura a los heridos con solo tocarlos, y viene a salvar a todo el mundo: para poder sentirnos acompañados en esta vida de mierda que nos tocó, para apoyarnos en la sabiduría de alguien que jamas vimos, y para no sentirnos tan culpables y menos desesperados al saber que "Dios nos acompaña", ¿No pasa lo mismo con el destino?

Creemos que "algo" mas allá de todo lo imaginable, poderoso, que esta presente ante cada "coincidencia" (que en realidad, claro, no es una coincidencia, y nos matamos buscándole un sentido a algo que ocurrió de casualidad gracias a el destino) porque obviamente es "una señal del destino". Además, por supuesto de echarle la culpa al destino cuando algo malo pasa, en vez de responsabilizarnos a nosotros mismos y tratar de cambiar a ser mejores personas para que no vuelva a pasar, nos excusamos dándonos la gran explicación: "Si paso esto es porque el destino quiso que pasara" (y de ahí obviamente, la culpa ya no es mas nuestra). Pero para agregar, vale decir que... decimos lo mismo cuando hablamos de Dios, ambos (Dios y el destino) son formas de apoyo superior que inventa el sistema y la sociedad, porque como dice mi profesor de Catequesis en el colegio "Necesitamos creer en algo", y tiene razón en lo que dice, pero no el motivo de la frase (en este caso es hacerme creer en dios). Dios y el destino proporciona una seguridad infinita.. "Qué sea lo que Dios quiera" y "El destino lo dirá", y aquel que tenia miedo a equivocarse, ya no lo tiene mas, porque su voluntad esta en manos de otra "cosa". Sin embargo, yo personalmente creo que creer en algo que no sabemos si existe (y que para mi directamente NO existe) tiene su lado malo también, el que prefiero que descubra cada uno. Creer en uno mismo, por que así como también coincido con un amigo, nadie tiene las respuestas de donde venimos ni hacia donde vamos, solo nosotros mismos tenemos el poder de descubrir con el tiempo y la experiencia la respuesta que realmente existe.


-Respeto a los creyentes.

2 comentarios:

  1. Hola, me gustó tu blog y lo que escribiste. Estoy de acuerdo con lo puesto ^^ Aunque yo me alimento de todas esas cosas para escribir sobre algo que crea polémica, pero bueno jaja

    Te sigo vale?
    Espero que pases por mi blog

    Saludoos

    ResponderEliminar
  2. Uh!.. Es un tema del que hay mucho para hablar. Particularmente, coincido en varias de las cosas que expones. Hay que hacerse un poco más responsables y no desligarse de nuestras acciones cualquiera sea el motivo que nos impulse a eso.

    Muy piola la reflexión. Te sigo los pasos...
    Saludos!

    (me hiciste muy muy feliz el otro día con el comentario!)

    ResponderEliminar